Está en: Inicio > Nuestro Pueblo >

CALZADA ROMANA

La situación estrategica de Puerto Lapice lo convirtió en un paso de gran importancia. Por ello, se cree que los romanos siguieron los pasos de los iberos y que parte de la calzada que unia  Amensarca, Álava , Bastia y Consaburum (actual Consuegra) con Laminium se encuentra en la zona tal y como atestiguan los restos del llamado puente romano.

Si el mencionado puente tuviera un origen ibero, estos serian igualmente  los restos más antiguos que se conservan en Puerto Lapice.

ÉRMITA DE SAN ISIDRO

Está ermita se encuentra a dos kilómetros del núcleo de población. Tiene fácil acceso por un camino asfaltado señalizado en la parte sur del pueblo. El camino forma parte de la Ruta del Quijote, Itinerario Cultural Europeo, los peatones y bicicletas tienen prioridad en su uso, por lo que son muchos los vecinos y visitantes que diariamente recorren los dos kilómetros que lo separan del pueblo.

El camino une Puerto Lápice con otro municipio cercano, Las Labores y serpentea a los pies de las elevadas sierras de las estibaciones de los Montes de Toledo. En su recorrido atraviesa viñedos y olivares, y el arroyo Valdehierro. En este punto, los caminantes o ciclistas pueden optar por seguir los caminos de tierra, especialmente, el que va paralelo al arroyo que enlaza con el camino de subida a los molinos por su parte suroeste.

La ermita aparece en lo alto de una pequeña colina. Es un edificio sencillo por el que se accede por una suave subida por unas escalinatas.

Desde allí se puede contemplar un mar de olivos y vides, así como diversa fauna (conejos, liebres, jabalíes, venados o corzos) que baja de las sierras circundantes.

A los pies de la ermita se abre una explanada sembrada de almendros, donde una pista de baile y una cafetería cobran vida cada San Isidro. No obstante, es lugar de reunión para familias, amigos y todos aquellos que quieran disfrutar de un día en el campo.

En está misma explanada hay tres fuentes (hoy habitualmente cerradas) de donde emana el agua que tradicionalmente se bebía en PuertoLápice y que sigue siendo muy apreciada por su pureza. Actualmente, la "Fuente de San Isidro" se ha trasladado, para facilitar el acceso a los vecinos, al núcleo poblacional, concretamente frente al antiguo matadero y Cuartel de la Guardia Civil.

ÉRMITA DE SAN JOSÉ

 

En su origen fue el cementerio primitivo del municipio. No será hasta los años 60 cuando se transforme en la actual ermita dedicada a San José.

Se trata de un pequeño recinto que recuerda a un corral con sus abrevaderos y la pequeña capilla. Se distingue por su fachada encalada y zócalo de añil.

Situada a la entrada sur del pueblo, en su camino hacia Villarta de San Juan, en ella tienen lugar celebraciones religiosas como la bendición de las palmas y la procesión popularmente llamada "del borriquito" en recuerdo de la entrada de la Sagrada Familia en Belén.

IGLESIA DE NTRA.SRA. DEL BUEN CONSEJO Y SAN ANTÓN

La Iglesia Parroquial fue construida en 1859. De ella destacan elementos neorrománicos y, esencialmente, las arquivoltas de la entrada. La nave central tiene más de veinte metros de largo por seis de ancho. En los muros se abren grandes ventanales (vidrieras) que llenan de luz y color su interior.

La patrona del pueblo, la Virgen del Buen Consejo, y el patrón, San Antonio Abad son dos de las imágenes más veneradas. Junto a ellas, la nbellísima Virgen de los Dolores, el Santísimo Cristo de Medinaceli y la soberbia talla del Cristo Yaciente.

Como en tantos otros sitios, la Guerra Civil tuvo como consecuencia la desaparición del retablo y un número indeterminado de imágenes y reliquias.

La iglesia ha sido objeto de algunas reformas importantes. La primera afectaba a la espadaña que estaba coronada con una gran campana de hierro fundido. Por su peso excesivo se bajó y ahora preside la entrada a la plazuela de la iglesia de Nuestra Señora del Buen Consejo.

La ultima y actual reforma ha supuesto reforzar los techos que se encontraban en muy mal estado y modificar los elementos del altar.

MOLINOS DE VIENTO

En 1925 este molino aún estaba en funcionamiento. A él accedían los vecinos para moler trigo, bien a través de la senda para caballerías situada en su parte este, o bien a través del camino llamado de La Nava para los carros. Este molino contaba además con una edificación cercana, la caseta del molinero, y además se construyó una pared divisoria que permitía guardar ganado.

Los dos molineros de los que se tiene constancia se llamaban Galán y Albertano.

En 1953, Información y Turismo decidieron reconstruir un segundo molino. En esta decisión también participó el alcalde, D. César Gómez-Calcerrada; el tendido de la luz corrió a cargo de D. Marcial; y el constructor fue D. Florencio Fernández.

El último de los molinos es el que se encuentra asentado sobre un cerro de piedras.

Los tres han sido objeto de constante preocupación para el Ayuntamiento. Así, la ultima reforma la emprendió el alcalde D. José Pavón, quién volvió a levantar los molinos más deteriorados. La alcaldesa, Dña. Ana Mª. Contreras, ha mejorado su acondicionamiento interior.

PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN

La Plaza Mayor de Puerto Lápice es una bella plaza manchega, con dos alturas de soportales de maderas pintadas de color almagre. Es el punto de encuentro de los vecinos y visitantes. En ella se celebran las fiestas, bailes y teatros al tener forma de corral de comedias.

En su parte oeste desemboca en la antigua posada del Rincón. Al atravesar su arco de entrada nos encontraremos en un patio de vecinos rodeados de viviendas, tal y como estaban concebidas las antiguas ventas (habitaciones en torno a un patio central común).

A la derecha de la entrada se encuentra un antiguo pozo sobre el que se sitúa un viejo tronco de olivo del que tiempos atrás colgaban la polea, el cubo y la soga, junto con un pequeño pilón.

En la parte sur de la plaza frente al Ayuntamiento hay unos pequeños jardines en torno a una antigua noria.

OTROS LUGARES DE INTERÉS

También son destacables algunas edificaciones por su estilo austero e imponente. Son casas con 200 o más años de antigüedad. Fachadas encaladas, rejas sobrias que encierran ventanas de unos dos metros de altura, balcones, miradores, recias contraventanas de madera de color chocolate y portones claveteados en negro enmarcados por un dintel y jambas de piedra, con trampillas que servían de mirillas. Son casa cuyo interior se distribuyen en torno a un patio que da acceso a la cocina y a las habitaciones. Algunas esconden bodegas. Al entrar por sus zaguanes da la impresión de estar acompañando a Alatriste a una posada. Junto a las casas se encuentran algunas grandes bodegas, hoy en su casi totalidad sin uso.

Tradicionalmente, las fachadas estaban en blanco, (cal) y zócalo añil o almagre. algunas de ellas mantienen esa estética.

Cerca de la Venta de Don Quijote, en dirección sur, se encuentra el paso del río Amarguillo que atraviesa el pueblo y que solía inundar a su paso las casas vecinas. En un recodo de la calle que le sirve de cauce aparece el Pozo de la Alegría que destaca por la típica decoración quijotesca y el contraste de la cal y el añil.

Por último, hay que destacar la antigua casa del Seminario, antiguo cineclub, que se encuentra en desuso pero cuya imponente fachada con dos grandes faroles presidiendo el recio portón de entrada ya anuncia la solemnidad de su escalera de mármol, su escalera que da a un amplísimo jardín y un mural según dicen pintado por Gregorio Prieto (gran amigo de las gentes de Puerto Lápice y del maestro de la escuela y poeta, Juan Alcaide).

Frente a la plaza se encuentra probablemente la única casa de estilo neorrenacentista en sus ventanas.

En la parte sur de la plaza y junto a la Casa Consistorial, aparece una casa enmarcada en blanco y amarillo cuya estructura recuerda a las antiguas casas de posta con sus grandes portones de entrada, patio grande y cámaras en la parte superior adivinadas a través de sus ventanucos enrejados.

Cerca de ella, una vivienda particular, que en otras épocas fue teatro y bar.

En la parte norte asimilándose a la Plaza un establecimiento hostelero y vivienda particular desde donde lucen los geranios.

Y en la parte oeste se abre el cuidado recinto de la Posada del Rincón de la que ya se habló en otro lugar.

Más al norte se halla una Casa-Palacio que sorprende por su arquitectura en ladrillo y su torre imitando a una fortaleza. En su patio se levantan pinos de una altura inabarcable.

ZONA LINCE

Puerto Lápice es un municipio que sirve de hogar a los escasos ejemplares que existen del lince ibérico. Debido a la importancia que dan los gobiernos a la preservación de animales en peligro de extinción, se ha creado en la zona este de Puerto Lápice un área de protección de la especie. Se ha controlado la caza indiscriminada del animal y de sus presas, y se realizan periódicamente controles de natalidad y estudios de la mortalidad del lince, con el fin de conservar, está especie tan bella que sólo habita en contadas regiones castellano manchegas.

El lince ibérico o Lynx pardinus es una especie de la familia Felidae cuya distribución mundial está restringida al cuadrante sur occidental de la Península Ibérica. Se encuentra en peligro de extinción, siendo considerado el felino más amenazado del planeta, debido a su escasa población, que apenas supera los 200 individuos, su fragmentada distribución y el fuerte declive de sus poblaciones durante el último siglo. Su precaria condición es el resultado de unos requerimientos de hábitat muy específicos: medios con altas coberturas de matorral mediterráneo, escasa influencia humana y una dieta basada mayoritariamente en la caza de conejos. Su alta mortalidad se atribuye a las malas prácticas de caza, tanto como del propio felino tanto como por su principal presa, el conejo, y a la destrucción de su hábitat.

Dada la necesidad de establecer unas normas que protejan al animal, se formalizó el Decreto 276/2003, del 09-09-2003, por el que se aprobó el Plan de Recuperación del lince ibérico, y en el que se declararon zonas sensibles todas aquellas áreas críticas de supervivencia de la especie en Castilla La Mancha. El objetivo del Plan es garantizar la conservación de las distintas poblaciones de linces que habitan en las regiones manchegas, al igual que en sus hábitat naturales, intentando minimizar y eliminar todos aquellos factores que constituyan una amenaza para la supervivencia de la especie, y promover las actuaciones que favorezcan al animal y a su preservación. Para llevar a cabo estas actuaciones, se incrementó la presencia del personal del Cuerpo de los Agentes Medioambientales, cuyas principales tareas consisten en buscar indicios de la presencia de ejemplares de lince ibérico, seguir y evaluar el estado de las poblaciones ya existentes, localizar pasos de riesgo del animal en carreteras y vías de ferrocarril, entre otras.

El Plan de Recuperación delimita la región de los Montes de Toledo, que contiene tanto provincias de Ciudad Real como de Toledo, incluyendo a Puerto Lápice, como "zona de importancia", lo que se entiende como una gran unidad geográfica que mantiene el hábitat y características adecuadas para albergar la población de linces ibéricos en las distintas etapas de su ciclo vital.

La zona que abarca los Montes de Toledo es vasta, y se entiende por el límite provincial de Ciudad Real y Toledo, siguiendo por este limite provincial dirección suroeste hasta su intersección con la divisoria de los términos municipales de Herencia y Puerto Lápice.

HORARIO DE OFICINA DE ATENCIÓN AL PÚBLICO DE 09:00 A 14:00 HORAS

AGENDA DE EVENTOS

Recomendar esta página en:

AYUNTAMIENTO DE PUERTO LAPICE

C/ Cervantes, Nº 2

Teléfono: 926 57 60 41

Fax: 926 57 51 59

Email: aytpuertolapice@hotmail.com

C.P. 13.650

Puerto Lapice -Ciudad Real-

Reservados todos los derechos @ Ayuntamiento de Puerto Lapice